La Propiedad Intelectual se divide en dos categorías: a) la Propiedad Industrial, que incluye las invenciones, patentes, marcas, dibujos y modelos industriales, e indicaciones geográficas de procedencia, y b) el Derecho de Autor, que abarca las obras literarias y artísticas, musicales, películas, obras de arte y los diseños arquitectónicos. (OMPI, 2012).

Asuntos: registro de marcas, patentes, avisos comerciales, dibujos y modelos industriales, franquicias, protección a los derechos de autor, licencias de uso, procedimientos ante el IMPI, entre otros.